(+34) 605 660 361

barricas

Inmejorable puesta en escena de nuestros caldos, donde cada detalle ha sido meticulosamente pensado para dejarse llevar por los cinco sentidos.

Una vez vendimiada la uva, se transporta a la bodega en remolques de unos 5.000 kilos. En la bodega primero pasa por la despalilladora que separa el grano del raspón, almacenándose en los depósitos tan solo los granos de uva con su mosto.

La fermentación del vino tinto dura de 8 a 12 días, a una temperatura de 26 ºC a 29 ºC.

Después se deja salir el vino por su propio peso y la uva fermentada se saca del depósito y se prensa.

El vino permanece decantándose en los depósitos uno o dos meses. Los vinos que van a realizar crianza en barrica se trasiegan a las barricas situadas en la nave subterránea para mejor control de humedad y temperatura.

Antes de embotellar se pasa el vino a un depósito isotermo bajando la temperatura hasta 5 grados bajo cero, tras este proceso el vino precipita y se eliminan la mayor parte de las partículas sólidas. Tras la estabilización por frío se realiza el filtrado y después el embotellado.

Back to Top